La Psicología, como ciencia que se dedica al estudio del Aparato Psíquico, funciones y procesos de la mente.

“Transformar es una función de la mente. Construimos modelos del mundo externo, hacemos una transformación del mismo. A través de este proceso nos construimos y transformamos a nosotros mismos”

 

La psicología y la discapacidad

La discapacidad de un sujeto es lo que resulta de su individualidad en relación a las exigencias del medio y no una característica propia de ese sujeto.

La terapia psicológica (y todas las que el sujeto realice) deben tener como objetivo proveerlo de herramientas y habilidades adaptativas que favorezcan y faciliten su relación con el medio, lo cual lo ayude a mejorar su calidad de vida dentro de un marco de contención y afecto.

Para que esto sea posible, en primer lugar, debe poder entablarse un vínculo entre el profesional y el paciente que se base en la interacción y la complementariedad, donde se ponga el énfasis en la comunicación y se incluya lo emocional y, por el otro, que el profesional despliegue su capacidad empática, es decir imaginarse a uno mismo en el lugar del otro, dando lugar a una comprensión profunda y completa de sus sentimientos, deseos, ideas y acciones.

El vínculo terapéutico sólo es posible a partir de la construcción de una relación de confianza, contención, comprensión y diálogo, en la que el profesional tendrá la función de ayudar al paciente a descubrir por sí mismo el camino del bienestar.

Trastornos del Estado de Ánimo
Depresión
Trastorno bipolar
Trastornos de Ansiedad
Fobias específicas
Fobia Social
Trastorno por Estrés Postraumático
Trastorno de Pánico con o sin Agorafobia
Trastorno Obsesivo-Compulsivo
Trastorno de Ansiedad Generalizada

Otros:
Hipocondría
Problemas de Pareja
Trastornos del Sueño
Baja autoestima
Falta de habilidades sociales
Problemas de toma de decisiones
Inseguridad