La fonoaudiología es una disciplina que se encarga del estudio de la comunicación humana y sus desórdenes a nivel de audición, voz, lenguaje, habla y deglución vistos desde su desarrollo, maduración, aprendizaje, patología y recuperación, definiendo un abordaje propio a partir de actividades de prevención y promoción para una óptima comunicación, y evaluación, diagnóstico e intervención cuando ésta se ve afectada.

 

Comunicación y lenguaje

Al hablar de lenguaje nos referimos al sistema de reglas y principios que nos permiten entender y organizar el entorno y producir emisiones verbales y escritas con forma y significado. Usamos este sistema de reglas para modificar el entorno y establecer intercambios con otros a través de actos que transmiten mensajes, deseos, demandas, en otras palabras COMUNICAR a partir de dos propiedades fundamentales; que es intencionada e intencional y cumpliendo con una serie de requisitos que tienen que ver con, además de las propiedades mencionadas, el uso de gestos comunicativos, la capacidad de imitación, la mirada y la atención conjunta.

El óptimo desarrollo de éstos procesos se fundamenta en aspectos neurológicos, cognitivos y sociales en una maravillosa complejidad que permite almacenar más de 20.000 palabras y realizar combinaciones con posibilidades infinitas a una velocidad de entre 150 y 200 palabras por minuto.

Pero uno a varios de estos procesos se ven alterados en múltiples síndromes, déficits, retrasos madurativos, alteraciones del desarrollo y en una de las condiciones en donde lo vemos más afectado es en los Trastornos del Espectro Autista TEA.

 

Comunicación y lenguaje en TEA

Las dificultades comunicativas y del lenguaje son un criterio fundamental y un marcador casi necesario a la hora de determinar el diagnóstico y pronóstico del paciente con TEA, sin embargo las características pueden variar significativamente de caso a caso y aunque las discusiones acerca de la etiología se continúan y no existe una sólida base teórica que permita identificar una causa, es claro el compromiso neurológico y cognitivo que afecta directamente a un cerebro preparado evolutivamente para el lenguaje y la inferencia de reglas, viéndose afectados tanto el aspecto comprensivo como el expresivo, caracterizado por una o varias de las siguientes características:

Dificultades en la producción de sonidos, en la combinación de sonidos, en la conciencia fonológica y/o la producción de oraciones, uso de pronombres, conjugación de verbos y cohesión a nivel de oración. Dificultades para entender categorías, jerarquías y relaciones entre objetos y actos, expresiones sin coherencia, dificultades en la participación de la conversación asociado a la imposibilidad de seguir roles, turnos o temas.

Otras características de la comunicación y el lenguaje en TEA están relacionadas con poco o ningún interés por el interlocutor, repeticiones totales o parciales de expresiones de otros (ecolalia), palabras sueltas, expresiones ininteligibles y dificultades en ritmo del habla (habla monótona), dificultad para interpretar lenguaje no verbal y/o doble sentido, ironías y metáforas por la imposibilidad de salir de la literalidad.

Todo esto debido a una imposibilidad de registrar el lenguaje de la misma manera que el hablante típico, haciéndose muy difícil el almacenar y ampliar un léxico (archivo de palabras y reglas) que le permita hacer uso de lo que Chomsky llamó la gramática generativa, es decir, la posibilidad de generar una posibilidad infinita de oraciones a partir de un número limitado de palabras archivadas y aplicando reglas predeterminadas que permiten expresiones nuevas, pero además entendiendo a otro en tanto sujeto para comunicar y compartir experiencias subjetivas, punto en el cual se presentan grandes dificultades ya que existe una imposibilidad de asumirse y entender la mente del otro pues la mente autista esencialmente literal.

 

  • Detección Temprana de Desórdenes en la Comunicación

Signos de alarma
Comunicación no verbal
– Gestos, lenguaje corporal y expresión facial limitada o inapropiada
– Alteraciones en la mirada (no hace contacto visual)
– No responde a la voz aun descartados déficits auditivos
– Indiferencia al mundo sonoro
– Molestia a ciertos ruidos, luces y estímulos
– No ríe o ríe solo
– Gritos fuera de contexto
– Falta de atención compartida

Comunicación verbal
– Lenguaje expresivo superficial o ininteligible
– Prosodia extrañaa
– Comprensión pobre de significados
– Balbuceo pobre
– Repetición de palabras u oraciones fuera de contexto

Abordaje teórico

El modelo teórico implementado por el área de Fonoaudiología es el neurolingüístico y neurocognitivo que permite al terapeuta la realización de programas de intervención y rehabilitación en función de los mecanismos neuro-cognitivos que permiten el procesamiento de la información lingüística, independientemente de las causas que provoquen las alteraciones.
Se desarrollan actividades que permitan la incorporación y fortalecimiento de estructuras que faciliten una aproximación y desarrollo de competencias comunicativas.

Procedimientos

♠ Evaluación
– Evaluación anatómica y funcional de órganos fonoarticuladores
– Evaluación de subprocesos del habla (Respiración, fonación, articulación, fluidez y prosodia)
– Evaluación de la comprensión del lenguaje a partir de pruebas estructuradas y escalas de desarrollo.
– Evaluación de la expresión del lenguaje a partir de pruebas estructuradas y escalas de desarrollo.

Diagnóstico comunicativo
A partir de una profunda evaluación se establece un diagnóstico comunicativo descriptivo, diferente al diagnóstico primario. Esto permite estructurar un plan de tratamiento individual apuntando a las necesidades de cada paciente.

Intervención
La intervención parte de un plan diseñado para cada paciente teniendo en cuenta sus características particulares y definiendo claramente metas y objetivos que le permitan fortalecer estructuras del lenguaje de tal manera que se facilite la interacción con el medio, entenderlo, organizarlo y explicarlo y desarrollar habilidades comunicativas, ya sean estas verbales, gestuales y/o escritas como forma de afectar dicho medio, logrando niveles de funcionalidad y autonomía.
Es importante establecer modelos y estrategias de intervención que más allá de reparar alteraciones permitan aprender a pesar de ellas. Lo cual exige un trabajo interdisciplinario y un diálogo permanente con el equipo de psicología y psicopedagogía que nos permita, desde la perspectiva fonoaudiológica, trabajar los requisitos del lenguaje, generar oportunidades en ambientes naturales y una estimulación natural además de adaptar mecanismos de acuerdo con las capacidades del paciente.
♠ Estrategias de intervención
Estimulación y facilitación
Cambios de códigos a partir del uso de sistemas aumentativos y alternativos de comunicación (SAAC)
Programas de comunicación por intercambio de imágenes (PECS).
Programas de interacción y ajuste familiar
Facilitación para el reconocimiento del patrón comunicativo de cada niño.
Elaborar estrategias para modificar las conductas comunicativas
Crear situaciones comunicativas en la vida diaria.
Utilización del jugar para comunicar.
Elaborar estrategias cognitivas.
Comunicación Total
Estimulación a partir de la música
Uso de software y herramientas tecnológicas

Asesoramiento y supervisión

La orientación, comunicación y participación con familias y escuela resultan fundamentales en el cumplimiento de objetivos de intervención, por eso es importante el intercambio de informes y las reuniones periódicas que permitan explicar las características del desorden y los objetivos de la intervención.

Se realiza un seguimiento y control a partir de reuniones con supervisores internos y externos, registros en video y reevaluaciones permanentes.

Licenciado Javier Cabrera Grosso

Fonoaudiólogo

“La esperanza hace que agite el naufrago sus brazos en medio de las aguas, aún cuando no vea tierra por ningún lado”.
Ovidio

Adquisición y Desarrollo del Lenguaje